TRATAMIENTO DEL INSOMNIO:

INSOMNIO

El insomnio es un problema frecuente, pues hasta un 30% de la población lo padece. El estrés y los cambios en la rutina del ciclo vigilia-sueño son factores habituales. 

Las consecuencias de no descansar adecuadamente son importantes. Desde el punto de vista emocional, padecer insomnio puede provocar fatiga, irritabilidad, ansiedad, estrés y depresión.

ESTRÉS

La causa más común del insomnio es el estrés, pero hay muchas otras: un exceso de estimulantes, el consumo de drogas, la toma de algunos medicamentos, malos hábitos, no seguir una rutina nocturna, etc.

Respecto a la salud física, algunos estudios lo relacionan con la obesidad, la hipertensión y el infarto agudo de miocardio.

SUEÑO

Para combatir el insomnio se puede recurrir a tratamientos farmacológicos y recomendaciones de higiene del sueño. En ocasiones, puede ser necesario utilizar ambos de forma conjunta.

En el tratamiento no farmacológico, también se practican técnicas de relajación para facilitar la conciliación y promover el descanso.