CORONAVIRUS III: ALTERACIONES PSIQUIÁTRICAS GRAVES.

CORONAVIRUS Y PSIQUIATRÍA


“La investigación de las enfermedades ha avanzado tanto que cada vez es más difícil encontrar a alguien que esté completamente sano.” ALDOUS LEONARD HUXLEY

Un detalle importante respecto al COVID-19, consiste en determinar cuál es la repercusión directa o indirecta que puede producir el virus en el cerebro. Se sabe que los coronavirus pueden ser capaces de replicarse dentro del sistema nervioso central de algunos individuos, como lo demuestra la presencia de ARN en los cerebros de pacientes con esclerosis múltiple. Hay estudios que asocian de hecho, la exposición al coronavirus con enfermedades neuropsiquiátricas, como la aparición de los primeros episodios psicóticos.


En una revisión sistemática sobre treinta y tres estudios de las secuelas neuropsicológicas y psiquiátricas de COVID-19 publicada en Medscape, se encontró relación del COVID-19 con diversos déficits cognitivos; afectación sobre la atención, la función ejecutiva y la memoria. Además, los síntomas psiquiátricos ocurren en altas tasas en los sobrevivientes de COVID-19, que incluyen ansiedad, depresión, fatiga, interrupción del sueño y en menor medida, estrés postraumático. Los síntomas parecen perdurar y la gravedad de la enfermedad aguda no predice directamente la gravedad de los problemas cognitivos o de salud mental, una vez superada la fase aguda de la enfermedad. El curso de las secuelas cognitivas y psiquiátricas está limitado por la falta de datos longitudinales en éste momento. Aunque la heterogeneidad del diseño del estudio y las diferencias socioculturales limitan las conclusiones definitivas, los factores de riesgo emergentes para síntomas psiquiátricos incluyen sexo femenino, estigma percibido relacionado con COVID-19, infección de un miembro de la familia y aislamiento social. Por último, en personas que sufren el fallecimiento repentino de un ser querido por la COVID-19, la incapacidad de despedirse puede generar sentimientos de ira, tristeza y resentimiento, lo que podría generar el desarrollo de un duelo prolongado, cuyo grado de resolución está aún por determinar.

En otro orden de cosas, la pandemia de COVID-19 la atención global se ha centrado en los pacientes infectados y en el personal de salud de primera línea, pero algunas poblaciones marginadas por la sociedad han sido pasadas por alto. Resulta preocupante el efecto de la pandemia en las personas con trastornos psiquiátricos graves. La ignorancia del impacto diferencial de la pandemia en estos pacientes no solo ha obstaculizado cualquier objetivo de prevenir una mayor propagación de la enfermedad, sino que también ha aumentado las desigualdades de salud preexistentes. En este sentido, los pacientes con trastornos mentales se han llevado la peor parte. Por un lado, las enfermedades mentales pueden incrementar el riesgo de infección por COVID-19, debido a un deterioro cognitivo, poca conciencia del riesgo y escaso esfuerzo de autoprotección. Además, si una persona con una enfermedad mental da positivo en la prueba de detección del COVID19, tiene más barreras para acceder adecuadamente a los servicios de salud, debido a la discriminación relacionada con la enfermedad mental. 


M. Ponce, Médico Psiquiatra


Bibliografía y fuentes:

Kaplan & Sadock Sinopsis de Psiquiatría: Ciencias De La Conducta/Paiquiatría Clínica

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7442894/


https://www.consaludmental.org/publicaciones/Salud-mental-covid-aniversario-pandemia.pdf


https://www.medscape.com/viewarticle/952025?src=mbl_msp_android&ref=share


https://www.scielosp.org/article/rpmesp/2020.v37n2/327-334/es/


http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-85972020000100051


http://www.scielo.org.pe/scielo.php?pid=S0034-85972020000100003&script=sci_arttext&tlng=en


https://journal.sipsych.org/index.php/IJP/article/view/1333


https://psycnet.apa.org/record/2020-43457-001


https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/331490/WHO-2019-nCoV-MentalHealth-2020.1-eng.pdf


https://www.medscape.com/viewarticle/950125?src=mbl_msp_android&ref=share


https://www.medscape.com/viewarticle/952049?src=mbl_msp_android&ref=share